Seguramente en tu grupo de amigas y familiares se ha llegado a tocar un tema muy controversial para nosotras como mamás; el tiempo que pasan nuestros hijos frente a la pantalla. Y es que esto no solo nos interesa por nuestros pequeños, sino que incluso para nosotros  sigue siendo un tema complicado. Tanto niños como adultos pasamos una gran parte del día en constante uso de celulares, tabletas, computadoras y televisiones, lo cual se sabe que es dañino para nuestra salud.

 “El tiempo de pantalla” es un término que se utiliza para denominar cualquier tipo de actividad realizada frente a una pantalla. Es considerada como una actividad sedentaria, lo que significa que estamos físicamente inactivos mientras estamos sentados y durante todo el tiempo que pasamos sentados frente a una pantalla consumimos muy poca energía. Se ha confirmado que los niños pasan 3 horas al día viendo televisión y si hiciéramos una suma de las horas que pasan frente a cualquier tipo de pantalla, daría un total de 5 a 7 horas aproximadamente.

Muchas veces pensamos que si nuestros hijos pasan su tiempo viendo programas educativos en televisión, entonces es favorable. Pero en realidad lo único que ayuda al cerebro del niño para su desarrollo es el juego. Los menores de 2 años no deberían utilizar pantallas ni un minuto. Y es que, aunque esté normalizado prestarle el celular a un bebé y que incluso lo sepa utilizar, no es algo que se pueda aplaudir. A partir de los 2 hasta los 7 años el límite de tiempo que se considera adecuado es de 1 a 2 horas al día para no afectar su salud.

Debemos enseñarles a nuestros pequeños cómo disfrutar de su tiempo mientras juegan en el exterior, corren, se divierten con amigos, aprovechan el aire libre y muchísimas cosas más para evitar que los niños desarrollen malos hábitos, como hacer que sea más difícil para nuestros hijos dormir en la noche e incluso para disminuir el riesgo de que desarrollen problemas de atención, ansiedad, depresión y obesidad.

La mayoría de las veces, la publicidad de la televisión puede llevar a los niños a elegir alimentos procesados que en algún punto se les llegan a antojar. Además de que comen más cuando están sentados frente a una pantalla, y debido a que pasan el tiempo físicamente inactivos es más probable que aumente el riesgo de obesidad. El internet es una gran herramienta que puede ayudar a los niños con sus tareas escolares, pero pasar demasiado tiempo en Facebook o Youtube se considera tiempo de pantalla malsano que impide que mejoren su desarrollo.

Aunque pareciera imposible, hay muchas cosas que podemos hacer en casa para disminuir el tiempo frente a una pantalla, pese a que esta actividad conforme una gran parte de nuestra rutina. Lo primero es retirar la televisión o computadora de las recamaras y poner una de uso comunal para que cada quien disfrute un rato o todos juntos. Durante la hora de comida o cuando hacen tareas, evitar el uso de cualquier pantalla y disfrutar lo que hacen sin interrupciones.

Aprovechemos la oportunidad para tener otras actividades entre familia, como jugar juegos de mesa, salir a dar un paseo o cualquier tipo de diversión que no involucre la televisión o el internet. Pero lo más importante es darles un buen ejemplo a nuestros hijos, disminuyendo el tiempo que pasamos nosotras mismas usando el celular, la computadora o televisión. Asímismo les recomiendo llevar un registro de cuánto tiempo pasan sus niños y ustedes frente a las pantallas.  

Recuerden que pueden seguirnos en nuestras redes sociales.

Facebook: @HolaCamilaBlog

Youtube: Hola Camila TV

Instagram: @jimenacardona