Una de las tendencias que viene más fuerte en estas vacaciones y que seguirá durante todo el verano, es el traje de baño completo. Durante años fue dejado a un lado por la imposición del bikini, pero lo cierto es que no hay prenda más cómoda que un traje de baño entero que te dé libertad para moverte en la playa, en la alberca, subir y bajar con tus hijos y que además te estiliza y te hace ver más flaquita.

La vuelta del “one piece”, es una realidad y existen muchos modelos para escoger, los inspirados en los años ochenta, están arrasando, también los deportivos, con todo este athleisure que estamos viviendo y también los más románticos, con olanes y que se usan enseñando los hombros. Estilos hay muchos, pero lo más importante es que escojas el que mejor va con tu estilo y que lo lleves con seguridad equilibrando tendencia y comodidad.

A mí en lo personal me encantan, por lo que espero que esta tendencia haya llegado para quedarse.

Jimena

Traje de Baño: Oysho

Pulseras: Cartier