Todas las mamás podemos estar de acuerdo en muchas cosas, pero la que más nos identifica a todas es que al principio no sabemos bien cómo funciona esto de ser madre. Incluso creo que podríamos preguntarnos en dónde conseguir el manual perfecto para ser la mamá perfecta.

Sin embargo, conforme pasa el tiempo vamos aprendiendo con la ayuda de nuestras familias, sobre todo de nuestras propias madres, libros, amigos y de mil maneras más, cuyo aprendizaje se refuerza con la práctica. Y aun así pueden surgir algunas dudas.

El blog de hoy está dedicado a todas las mamás que de pronto se preguntan si están haciendo un buen trabajo con sus hijos. Sabemos que además de criarlos, también tenemos que cumplir con el trabajo, las responsabilidades de la casa, tener una relación de pareja y cuidarnos a sí mismas. Entonces es muy común cuestionarnos si lo que hacemos es suficiente para ellos.

Todas las mamás podemos estar de acuerdo en muchas cosas, pero la que más nos identifica a todas es que al principio no sabemos bien cómo funciona esto de ser madre. Incluso creo que podríamos preguntarnos en dónde conseguir el manual perfecto para ser la mamá perfecta.

Sin embargo, conforme pasa el tiempo vamos aprendiendo con la ayuda de nuestras familias, sobre todo de nuestras propias madres, libros, amigos y de mil maneras más, cuyo aprendizaje se refuerza con la práctica. Y aun así pueden surgir algunas dudas.

El blog de hoy está dedicado a todas las mamás que de pronto se preguntan si están haciendo un buen trabajo con sus hijos. Sabemos que además de criarlos, también tenemos que cumplir con el trabajo, las responsabilidades de la casa, tener una relación de pareja y cuidarnos a sí mismas. Entonces es muy común cuestionarnos si lo que hacemos es suficiente para ellos.

Pero despreocúpate, te aseguro que vas mucho mejor de lo que imaginas y lo verás a continuación con estas 5 señales que te indicarán lo bien que llevas tu papel como mamá:

Pero despreocúpate, te aseguro que vas mucho mejor de lo que imaginas y lo verás a continuación con estas 5 señales que te indicarán lo bien que llevas tu papel como mamá:

5. Tienes miedo: El miedo es una señal clara de que estás haciendo las cosas bien porque la responsabilidad de tener un hijo en tus manos es enorme. Y pese al miedo, buscamos siempre la manera de salir adelante, buscando las respuestas de todo. Entonces no debes preocuparte, es normal sentirse así y todas lo hemos experimentado alguna vez.

De ser necesario puedes buscar consejos y soporte en tus seres queridos, pero si consideras que es muy difícil manejarlo, te recomiendo buscar asesorarte con un especialista.

4. Piensas en tu pequeño(a) todo el día: Desdeel día en que nuestros pequeños nacen o incluso desde el embarazo, no saldrán de nuestros pensamientos. Aunque suene cursi, no importa si los tienes a lado de ti o si están separados, siempre estarás pensando en ellos, en sus necesidades y en darles lo mejor, porque se lo merecen. 

3. Los alimentas mejor que a ti misma: Desde el primer dia tu prioridad será que tus pequeños estén bien alimentados, que coman cosas ricas y buscarás consentirlos con lo que más les gusta. Aunque eso implique comer tú hasta el final, comer el sobrante o cualquier cosa improvisada, mientras tu atención esté principalmente en tus hijos.

Esta es una señal clara de que somos buenas como mamás, porque por encima de nuestras necesidades están las de nuestros niños. No obstante, tampoco debemos descuidar nuestra alimentación.

2. Super paciencia: Literalmente como si fuera un super poder, porque aunque no te consideres la más paciente en este mundo, con los hijos todo cambia. Es válido que como padres nos lleguemos a estresar y cansar de los berrinches, pero también se entiende que hay días malos y, aun así podemos tener un extra de paciencia con nuestros niños.

1.Renuncias a dormir: No pienses más en los días en que te dabas el lujo de dormir lo que fuera cuando quisieras, porque se acabarán por algunos años.

Aunque al principio cuesta trabajo, siempre está primero el bienestar de tus hijos, desde bebés hasta de grandes. Tu descanso será algo que dejes hasta el final, un sacrificio que muestra lo buena que eres como mamá, por amor a tus hijos.

Si te identificaste con estas señales, está claro que eres una excelente madre. Porque a pesar de no existir un manual de instrucciones, el amor de madre nos hace actuar y buscar siempre lo mejor para nuestros hijos. ¡Felicidades!   

Recuerden que pueden seguirnos en nuestras redes sociales.

Facebook: @HolaCamilaBlog

Youtube: Hola Camila TV

Instagram: @jimenacardona