Nueve maratones, Nueve meses…

Esta es la primera vez que escribo en algún blog, siempre había tenido la tentación de hacerlo y hacer un blog de runners, y no tanto de dar técnicas de como correr, que tenis, que distancia, como preparar un maratón, sino de todo lo que me ha dado en la vida el ruuning. Y aunque también he hecho 2 medios ironman en verdad me considero una Runner no una triatleta, para los que me han visto nadar en aguas abiertas entenderán por qué lo digo. Para mi correr se ha vuelto un modo de vivir, en mis peores depresiones y en mis más grandes alegrías ahí está para mí. Una psicóloga me dijo un día que los corredores siempre estamos huyendo de algo y puede ser que tenga razón, en mi caso muchas veces así ha sido, aunque tengo que defender que otras veces corres hacia una meta, un sueño y reto.

En el 2008 fue mi primera vez. Corrí mi primer maratón en la Ciudad de Chicago, antes de inscribirme solo había hecho carreras de 10 Km, todos me decía que estaba demente por aventarme a esa aventura así, pero creo que si se piensan mucho las cosas luego no terminas haciendo nada,  estaba ahí en la salida y me moría de miedo, eran unos nervios indescriptibles pero deliciosos y ahora que lo pienso, el día que deje de sentirlos creo que me retirare de las competencias, fue un maratón sufrido pero cuando cruce la meta en 4:16,  dije wow quiero hacer esto el resto de mi vida, llore muchísimo al llegar, sentí una emoción que nunca en mi vida había sentido, y así fue como decidí seguir corriendo, mejorando mis tiempos y buscando muchas más aventuras como esta.

Para no hacerles el cuento largo este año llegue a mi maratón Numero Nueve BOSTON, el sueño de todo corredor, y es que de verdad les digo, no hay maratón que se le compare, para los que aun no lo saben, es de los únicos maratones en donde tienes que dar tu tiempo según tu sexo y edad. Así fue como comencé mi entrenamiento hacia BOSTON, hable con mi coach Jorge Vázquez que por cierto es lo máximo, le dije -quiero hacer el mejor maratón de mi vida- y nos pusimos la meta de correrlo en 3:15.  Faltaban 12 semanas para el maratón y ¡zaz!  La mayor sorpresa de mi vida llego, estaba embarazada. Mi primera reacción fue de shock por tan Inesperada noticia, luego sentí negación porque de verdad que no era algo que estuviera planeado, también pase por el enojo conmigo misma y me reproche muchas cosas, casi al mismo tiempo me invadió una alegría inmensa, el hecho de saber que un ser humano crecía dentro de mi. Pase por todos los estados de ánimo, lo juro, y después de todo esto, una de las cosas que más me preocupaba era Boston. Ahora que lo pienso se me hace tan ridículo. En ese momento Boston para mí era algo muy importante. Hable con mi coach, me dijo claro que puedes correr, revísalo con tu Doctor, fui visitando de Doctor en Doctor hasta que pude encontrar uno que me dijera que si podía correr y completar mi Maratón. Lo que me dijo el medico fue -tu puedes seguir haciendo tu vida normal, si siempre has corrido, dale, puedes hacerlo, solo escucha tu cuerpo- y así lo hice, prepare mi maratón, fue un entrenamiento muy diferente a los demás, porque tenía que estar muy atenta a lo que mi bebe sintiera.

Pude correr solo un largo de 32 Km  (Gracias a Oscar Zuleta y a Pedro Diaz mis Ironfriends por la compañía) y de ahí hacia muchos 21.

Llegue a Boston con muchos nervios y al mismo tiempo muy emocionada ya estaba ahí, por fin la fecha había llegado. Tuve la mejor roomie que pude haber tenido (Paty Godoy la 6ta mejor mexicana en Boston, una maquina), y por fin llego el día del maratón el frío y la máxima lluvia se hacían presentes, los mismos nervios que el primer maratón ahí estaban acompañándome a la salida. Ahí estaba parada en mi corral muriéndome de frío y de nervios, sonó el disparo y PUM a correr, los primeros 21 los corrí prácticamente normal (me pare al baño 2 veces, correr embarazada me hace ir millones de veces), cruce los 21 km en 1.53 y de ahí la segunda mitad caminaba en las subidas y corría lo demás, millones de cosas pasaron por mi mente y cuando termine le agradecí mil veces a mi nena que me dejara cumplir mi sueño. Hoy se que ella es una valiente, no ha nacido y ya tiene un maratón encima, le agradecí a la vida por tener un embarazo tan tranquilo, le agradecí por todo lo que me ha dado y por todo lo que me ha quitado, hice un recuento  de mi último año, tal vez el más complicado,  pero como siempre ahí estaban esos 42 km para limpiar mi mente y apapacharme, cruce la meta y mis ojos se llenaron de agua. Este no fue un maratón más, fue el Noveno, al igual que los meses del embarazo (Nueve), e igual que el mes en que nacerá mi bebe Septiembre el Noveno mes del año .

Hoy solo quiero decir: Gracias Running por todo lo que mes has dado, todos esos grandes momentos, tantos y tan excelentes amigos, y sobre todo mucha, pero mucha felicidad. Gracias Mi baby Runner te amo!

Por ahora solo me queda hacer de cada semana algo especial, no puedes fingir que todo sigue igual, mi cuerpo cambia drásticamente y cada semana se vuele más pesada, pero juro que volveré  a correr como antes, más fuerte, más completa, más libre,como mama y acompañada de mi personita especial, la misma que me estará esperando cuando finalice el maratón. Boston, tu y yo tenemos una cita pendiente que durara 3:15.

Photos: Paloma Corona

 

Encuentra este y otros posts similares en el blog de runners corro, vuelo y acelero

885254_442978429115285_2134344663_o

10153846_10152367233186995_1411483191_n

304557_191721864_XLarge_resized

1073741_10151542067877623_958818697_o

 
¡Keep Running!

Paloma.