Hace unos días Camila y yo participamos en la Carrera Dupont Christmas Run 2017, patrocinada por PS From Aéropostale, la verdad es que yo no soy muy sporty, ¡pero fue una experiencia increíble!

Me emocioné mucho cuando vi a Cami correr y llegar a la meta en segundo lugar de su categoría, además, mi niña estuvo súper contenta, disfrutando de las activaciones de PS y del ambiente del evento.

Por su edad, Camila corrió 100 metros, pero antes de inscribirla, me puse a investigar, si era seguro para ella y descubrí todo lo que tiene que ver con este deporte en niños.

Lo más importante para practicar running con los niños es considerar las edades que tienen.

En el libro “Cambia tu vida, ponte a correr”, la Doctora, Eva Ferrer Vidal-Barraquer, dice:

Niños menores de 5 años:

No se puede ser muy exigente con un niño a estas edades. Correr para estos niños solo debe ser un juego divertido, ya que en esta etapa ellos todavía no tienen la postura requerida para correr y por lo tanto pueden sufrir lesiones.

Niños de 5 a 8 años:

A estas edades, debe correr solo en los juegos habituales de los niños y poco a poco se puede ir aumentando las distancias. De esta manera, los niños irán fortaleciendo sus piernas, potenciando su sistema cardiovascular y respiratorio, sin tantas exigencias. Lo importante es que ellos quieran y que puedan hacerlo.

Niños de 8 a 12 años:

En esta etapa, por lo general, los niños ya tienen la postura y preparación física para correr y superarse. Lo ideal, es empezar con caminatas con la familia, un paseo en bicicleta, y que poco a poco, empiecen a correr junto con sus papás.

Después de los 12 años:

Es en esta etapa y no antes, que los niños ya pueden empezar a participar en carreras sencillas de 5 kilómetros e incluso a inscribirse en cursos de atletismo.

Al final, el deporte tiene muchísimos beneficios para los niños y hay que tratar de enseñarles desde chiquitos a practicarlo, busquen lo que más les gusta y ¡A correr!